domingo, 15 de octubre de 2017

II Trail Alto Mijares - 01/10/2017

Lugar:  Torrechiva
Fecha: 01/10/2017 08:00
Kilómetros: 18,8
Desnivel: 865+
Precio:  12 euros
Bolsa corredor: Camiseta técnica









Resumen carrera
Carrera de las divertidas, con una primera subida dura, seguida de un cresteo con zonas algo técnicas y bajadas con dificultad media.
En esta edición estuvo bastante nuboso por lo que la humedad era bastante alta.

Perfil
Perfil Wikiloc


Previa
Después de la Vuelta el Aneto vino la relajación y tras haber disfrutado del verano en exceso, la vuelta a los entrenamientos fue bastante costosa. 
En cuanto a la carrera, con Toni H más involucrado aún en la organización  no dudé en inscribirme a la carrera y ayudar en lo que pudiera.

Detalle
De nuevo llegando desde El Tormo, con bastante tiempo para charlar con el resto de participantes y calentar algo. Bastantes dudas sobre mi estado físico, pero tras oírme decir "No estoy muy en forma", "No creo que  baje el tiempo del año pasado", "No tengo demasiada motivación" sabía que en el fondo al pinchar el dorsal algo se había activado en mí.
Así que en la salida aprieto más de lo que debería y tras el callejeo inicial sigo corriendo durante la pista que hay antes del desvío en la senda.

Callejeando en el pueblo - Foto de la organización
En la senda me entra un poco de conocimiento (y me palpitan las piernas) así que mantengo un ritmo un poco más relajado. Albert, con el que, ejem,  ni siquiera había pensado picarme (seguro que él tampoco...) me alcanza y se va. También me alcanza Jorge T, que también me deja atrás en la subida y luego en la pista que continúa.

Todos corrían por la pista y yo no podía, para disimular paro a hacer una foto
Tras un buen rato subiendo llega la zona de cresteo. En otras ocasiones la luz del sol y las vistas son espectaculares, esta vez, al estar nuboso le quita ese encanto, pero no dejar de ser muy agradable a la vista.

     
Cresteo   
Tras alcanzar el pico y antes del avituallamiento llega una bajada divertida donde disfruto.
El año pasado había un fotógrafo por aquí, ¿Estará este año?


El fotógrafo me sorprende en una pose totalmente natural..


En el avituallamiento me pasan todos los que he adelantado en la bajada. Durante la siguiente subida, que es corta, me empiezo a encontrar bien. La lástima es que tengo delante bastante gente y recuerdo que el año pasado 'casi tiré' a tres personas, así que intento tomarlo con calma
Durante la bajada, paro a hacer alguna foto para dejar espacio delante

Finalmente consigo adelantar al grupo y puedo disfrutar de la larga y técnica bajada.
Entrada en Toga, donde cojo a Albert, que tiene algún problema en las piernas. Salimos juntos del avituallamiento que hay en Toga, pero en el tramo del río que hay en la salida veo que tiene que bajar el ritmo, así que sigo solo.

El tramo que sigue es algo engañoso, ya que tiene algún repecho que no esperas, aunque por lo general se puede correr.
Enseguida llega un nuevo avituallamiento, y tras este, el tramo de pista que se me atragantó el año pasado. Intentando alcanzar a gente me exprimo bastante y justo antes de que empiece la última bajada, alcanzo a la pareja que se resistían a que les cogiera.
La última bajada, por trialera de bicis la vuelvo a disfrutar, aunque las piernas ya van algo justas.

Solo resta entrar al pueblo por la alfombra verde...
Entrada en meta, así, naturalmente...

Bueno, aún no había acabado. Tras el subidón de la carrera (y tras la ducha y el avituallamiento reparador) me fui a ayudar al avituallamiento de El Tormo, como el año pasado, pero también a ir a esperar a conocidos a su llegada al pueblo y luego como escoba con Toni quitando cintas... y luego muchas más tareas que conlleva una carrera como esta.... agotador.

Conclusiones
Ya conocía la carrera y, a pesar que no iba demasiado mentalizado o quizás por eso, la disfruté aún más que el año pasado. Una carrera muy divertida y con una organización y unos voluntarios volcados para que todo salga perfecto (esto es bastante común en todas las carreras de los pueblos, la verdad).

Enlaces
Clasificaciones


Datos de carrera
Clasificación: 02:11:04 Posición 26/120
Material utilizado: Pantalón corto, camiseta tirantes Amics del Clot, GPS Suunto Ambit
Zapatillas: Inov8 Ultra 290

lunes, 31 de julio de 2017

GTTAP17 - Vuelta Al Aneto - 22/07/2017

Lugar:  Benasque
Fecha: 22/07/2017 07:00
Kilómetros: 55
Desnivel: 3630+
Precio:  62/67/75 euros (+6 seguro anulación)
Bolsa corredor: Bastante completa, con camiseta Trangoworld y diversos detalles (ver foto más abajo)




Resumen carrera
Carrera de alta montaña. 20 kilómetros iniciales corredores, los 30 seguidos muy técnicos, con tres subidas principales muy duras y los últimos de bajada bastante corredores.
Un tiempo perfecto para correr, salvo viento en algún pico, sin ninguna incidencia y soleado.

Perfil
Perfil proporcionado por la organización


Previa
Estas carreras empiezan mucho tiempo antes de que suene la música de salida. En este caso, nació de casualidad, un 21 de octubre, 9 meses antes de la carrera.
Toni y yo teníamos que presentar una carrera para la salida organizada por Amics del Clot. La elegida fue la de Calar de Río Mundo, ya tenía precios, había hablado con la organización y tenía clara la reserva de dorsales y que había alojamiento, pero el mismo día de la reunión para explicarla, me di cuenta que el día de la carrera tenía una fiesta de cumpleaños y una comunión y a última hora busqué una alternativa.
Dado que el año anterior, la Maratón de las Tucas me había encantado, recopilé toda la información que pude (en un bar, tomando una cerveza) media hora antes de la reunión y me preparé para la propuesta.
A la gente le encantó. “Ha triunfado el Trail Aneto”, le escribí a Toni, que no pudo asistir a la reunión. Demasiado triunfó, Benasque no tiene hoteles grandes y costó encontrar el hotel para todos pero al final lo conseguimos.
A partir de aquí Toni, ayudado por Ximo, consiguió organizar un viaje a la perfección para tantas personas.
Conforme se acercaba el momento, el grupo hervía de actividad: materiales, equipación, comida, entrenamientos, ... todos teníamos dudas. La información que da la carrera es muy completa, así que se iban resolviendo sin problemas.
Mientras, todos nos esforzábamos por nuestro entrenamiento para llegar a la carrera en el mejor estado posible. Particularmente, a pesar de las 6 comuniones durante el mes previo, pensaba que llegaba en buen estado y me encontraba con bastante confianza.

Detalle
Llegó el día. El viernes a las 14:00 salíamos la mayor parte de la expedición en autobús dirección a Benasque.
Preparados para el bus hacia Benasque
El viaje se hizo corto y se notaban las ganas por empezar ya con el reto y en 'cinc minuts' llegamos al destino.
Contenido de la bolsa del corredor
Recogida de dorsales y revisión de material (me volvió a tocar uno quisquilloso). Mi mochila parecía una botifarra de lo petada que estaba, menos mal que al final se descartó la obligatoriedad de los crampones y del sobrepantalón. Cena en el hotel, pequeño paseo para ver el ambiente y a dormir, o al menos a intentarlo.

Madrugón para desayunar pronto. A esas horas, no muy buenas sensaciones, pero pasan en cuanto llegamos a la avenida de los Tilos. Empezaba por fin la carrera.
Con Ramón, Mónica, Josep, Toni, Salva y Minerva, minutos antes de empezar la carrera

Inicio por carretera como en la maratón. Voy con Toni y con Minerva. Corremos. Más que el año pasado. Hasta que se estira el pelotón hay bastante gente, pero como la pista es ancha no hay demasiado problema.
Un pequeño parón que aprovechamos para hacer el tonto
Primer punto donde el desnivel se hace notar
A pesar de la niebla que hay al inicio de la carrera, el paisaje ya es espectacular. Vamos muchísima gente, formándose pequeños tapones y es que el terreno está resbaladizo y las zapatillas no lo soportan bien, les pierdo confianza ya que resbalo bastantes veces, pero no soy el único.
Hacia donde vamos, espectacular

De donde venimos, con niebla pero muy bonito

Con cuidado de no caer seguimos subiendo mientras pasamos Baños de Benasque, para llegar a luego los Llanos del Hospital, donde le sigue una zona en la que trotar a gusto. Ya llevamos más de 15 kilómetros, esto no ha hecho más que empezar.
Con Toni y Minerva, tras pasar Llanos del Hospital

Un poco de postureo para ver el otro lado de la pradera, hacia donde vamos
El paisaje nos envuelve y no sé cuántas veces digo que me encanta. Corremos y bastante, llevamos bastante rato ya y empiezo a notar algo de cansancio, estos dos corren mucho
Al fondo se ve el final del llano, con ganas de empezar a subir, este ritmo me mata

Subida una vez pasado el Besurta, antes del avituallamiento (creo)
En casi tres horas llegamos por fin al primer avituallamiento, en el refugio de la Renclusa. Está atestado como si fuera el primer día de rebajas en un centro comercial. Lo hacemos más corto de lo que querría (15 minutos) y tras recargar de todo seguimos camino. Hemos perdido a Minerva, que no sabemos si ha salido antes que nosotros o se ha quedado atrás. Empieza la parte dura de la carrera.

Tras una breve subida, se muestran los Aigualluts, de nuevo un espectáculo para la vista.
Le pedimos a una 'guiri' una foto
Esta bajada tiene algo de dificultad, me encanta.
Me había adelantado y hago foto a Toni bajando... toda la carrera esperándole, jeje
Al final de la bajada, alcanzamos de nuevo a Minerva, es una zona donde se puede volver a correr.. En el llano me doblo considerablemente el tobillo, pero confío en que no sea nada.
Una zona con helechos parece indicar el inicio de la zona de bloques. Me retraso mientras me pliego los bastones y veo que uno de ellos se me ha doblado, lo consigo guardar pero ya veremos si lo podré sacar cuando los necesite de nuevo.

Aún hay zona, que aunque sea de subida, no es de bloques, igual me he precipitado al guardar los palos. Seguimos disfrutando del paisaje
¡Cómo no parar a contemplar paisajes como éste!
 Ahora sí, parece que empieza la zona de bloques. Durante un rato aún irán alternándose con zonas más pisables. Me sorprende la cantidad de agua que discurre por esta zona todavía.
¿Jugamos por aquí? Pues sí, por ahí se sube
Última zona pisable. Se ven los bloques ya
Toni ya se ha distanciado un poco. Minerva protesta un poco por los bloques pero yo me vengo arriba. Hasta este momento, quitando que me han llevado un poco ahogado en las zonas de correr, me he encontrado muy bien. Me he ido hidratando constantemente y tomando sales cada hora. Además del avituallamiento he ido comiendo una barrita energética y alguna fruta.
Al iniciar esta subida, decido tomarme un gel y me sienta muy bien. Subo entre los bloques adelantando a mucha gente
 
Pensaba que esa hendidura era ya Salenques, y no, claro, faltaba mucho aún, es solo el principio de una larga subida
Me lanzo de bloque en bloque como si viéramos el final. En realidad, pensaba que se acababa ahí, pero tras preguntar me confirman lo que temía, esto es solo la primera de las palas que vamos a subir y lo que se ve no es Salenques. Temo ir demasiado rápido y pagarlo luego, pero sigo forzando (y disfrutando), aprovechando este momento por si no hay otro como éste.
Subida que se hace muy larga
Poco a poco consigo ir cogiendo a Toni (me preocupo si he apretado demasiado). La subida es muy dura, pero he de reconocer que durante este tramo disfruté como un niño, a diferencia de la mayoría de la gente a la que no le resulta atractivo este terreno.
Aprovechando las fotos para coger aire y fotografiar lo que queda atrás
 Para acabar la subida, un nevero. Afortunadamente, la nieve estaba blanda y no echamos en falta los crampones. La organización había puesto cuerdas para ayudar, pero no nos hicieron falta.

Un poco más arriba, pisando nieve, con buen tiempo.

Ya se veía (aún algo arriba) el final de la subida

Después de un poco más de cinco horas y media habíamos coronado el 'coco' de la carrera. Hacía bastante viento así que paramos bien poco. Según lo que contaban, la bajada era tan temida como lo subida.
El principio de la bajada si era complicada, con cuerdas fijas puestas, que esta vez si utilizamos
Venga que hay que bajar por ahí...
Todo el cresteo a continuación sí que se convirtió en un poco pesado y aunque el paisaje era espectacular (lunar) acababas cansándote y deseando llegar al avituallamiento de Cap de Llauset.

Bajando uno de los collados

¿Dónde está Wally?
Panorámica espectacular
Ahora sí iba un poco justete y Toni se iba distanciando poco a poco. Afortunadamente de vez en cuando aparecían ibones para romper con la 'monotonía' de tanta piedra.
¡Toni foto! Así le hacía parar y yo aprovechaba para coger aíre
Faltaba subir a Collado... que para describirlo podría decir... ¿piedras, más piedras, bloques?

Por fin llegamos al segundo avituallamiento, en el kilómetro 32 y más de 7 horas y cuarto, mejorando mi previsión bastante. Aprovechamos para quitarnos piedras de las zapatillas, y para comer bien un poco de todo: dos vasos de caldo, un sandwich, algo de fruta, un poco de Coca cola y beber bastante. En la bajada anterior he tomado las pastillas de BCAAs.
En este avituallamiento sí me noto cansado y con algún dolor lumbar.

Al salir nos dicen que solo está el collado de Ballibierna y que es corto y luego todo bajada hasta el siguiente avituallamiento.
De la siguiente subida… imagina una montaña bastante empinada sin vegetación y luego hazlo tres veces porque son los tramos que tiene. Se me hizo eterna y Toni me sacó en ese tramo bastantes minutos. La única buena noticia es que conseguí sacar bien los bastones de nuevo.

De nuevo bloques en la subida
 A pesar de tomármelo con calma para que no me sentara mal la comida (y el gel que me tomé a mitad subida), llegué a la cima bastante vacío, solo con fuerzas para posar ante una cámara de fotos.

Las vistas una vez subido el collado
Durante la bajada, el paisaje empieza a cambiar y el cansancio se transformó de nuevo en energía.
Volvía a aparecer el verde y el agua y eso me dio energía
Volvía a disfrutar, ¡qué bajada!, bastante larga y completa, con tramos de todos tipos. Al menos 8 kilómetros de bajada en los que casi recuperé todo el tiempo perdido en la subida y al llegar al tercer y último avituallamiento, Toni solo llevaba allí 1 minuto.

Detalle de uno de los arroyos por los que cruzábamos

Vista atrás durante la bajada
Bajada casi alcanzando el avituallamiento - Foto de Jorge del blog lameteoqueviene

Tras el repostaje correspondiente, volvíamos a salir juntos a por la última subida importante. Durante la bajada me habían dicho que era bastante ‘pestosa’, primero subida por pradera y luego un terreno tipo Transvulcania.
Lo cierto es que Toni no tardó ni un minuto en distanciarse de nuevo, parecía que la bajada había sido un espejismo, me encontraba otra vez sin fuerzas, pero mentalmente entero, fui haciendo la subida poco a poco.
Se presentaba bonita la última subida...
En ésta sí que hubo gente que me fue adelantando. Sí estuve atento al agua, y rellené en el último riachuelo que había antes del tramo final, en el que no había ya agua.

Allá a lo lejos se veía la subida, y el cambio de tonalidad de la piedra

Ya llevábamos un buen trecho
Tanto el tramo anterior como este último, con piedras muy pequeñas ‘volcánicas’, se me hizo eterno, no sé la cantidad de veces que tuve que hacer descanso para seguir avanzando. Hasta el reloj decidió que había llegado el momento de parar.
A punto de coronar Estibafreda - Fotón de Monrasin

De hecho una vez llegado al pico, donde estaba Monrasín haciendo fotos, tocaba correr, pero estaba bastante justo y toda la zona de bajada inicial (aunque esconde dos o tres repechos) corría 2 minutos y me tocaba andar otros 2.

Zona sin dificultad técnica donde poder correr quien tuviera piernas
Curiosamente, al igual que pasó en la otra bajada, al cambiar el paisaje me cambia también el ánimo y las fuerzas. Anudo los bastones y me lanzo por la senda del bosque como un loco.
Entrada al bosque - Foto de Jorge de Lameteoqueviene
Tan emocionado iba que ni me paro a hacer fotos. A descansar las piernas un par de veces sí. Estaba acabando la carrera y estaba disfrutando. Preciosa la bajada por el bosque, aunque eso sí, tan larga que las piernas parecían que iban a explotar. Cuatro o cinco kilómetros por senda entre bosques con bastante desnivel y con dificultad media (bastantes raíces) en los que me sentí muy bien y donde alcancé y adelanté a todos los que me habían pasado durante el ascenso.

Cuando se acabó la senda y cogíamos la pista que llevaba al camping llamé a Mari para avisar que solo me quedaban unos cuatro kilómetros y medio y que calculaba entre 30 y 40 minutos.

"Puedes pasar por las piedras", me dijo - Foto de Monchu Díaz
Era el momento de ‘asfaltear’ y ahí volví a flojear y me tocaba correr y andar para recuperar a tramos, pero con la mente ya en Benasque cualquier dolor o desfallecimiento se evaporaba.

Pensando ya en el recibimiento... ellas esperando pacientes (realmente a esas alturas ya habían entrado una vez en meta)

Recordaba la llegada del año anterior, pero esta vez sabía que iba a entrar acompañado… y solo con eso me bastaba.
La entrada en meta no defraudó. ¡Qué suerte poder repetir esa experiencia! ¡Encima lo del salto sincronizado lo tenemos superado!
¡oh yeah! 12 horas y media disfrutando/sufriendo para una entrada triunfal - Foto de Happic de la organización
Una vez pasada la carrera, reventado, solo quedaba disfrutar del ambiente junto con el resto de integrantes y comentar todos los avatares que habíamos disfrutado/sufrido, una buena cena y un poco de música de los 80 para completar un día perfecto.

El domingo aún pudimos disfrutar del ambiente de Benasque con el resto de corredores y vuelta a casa, aunque esta vez el bus se hizo más pesado.


Conclusiones
Una carrera perfecta para hacerla como la hicimos, en grupo de amigos, donde todos disfrutan del ambiente durante el fin de semana.
Un tiempo perfecto que ayudó a que la carrera no tuviera ningún problema grave y, teniendo en cuenta que la califican como de semi suficiencia, bien surtida.
Personalmente muy contento, ya que no tuve ningún problema y pude disfrutar de la carrera y encima hacer un tiempo que mejoraba mis mejores previsiones y que pude acabar bien, con buen sabor de boca.
Clasificación con los parciales, de menos a más

Muchas gracias a todos los voluntarios por sus apoyos durante la carrera, al fantástico grupo de Amics del Clot con el que pasamos un grandioso fin de semana y sobre todo, a nuestras chicas, por estar ahí, en meta, dándonos su apoyo.

¡Un fin de semana para repetir!

Enlaces
Clasificaciones
Resultados tempofinito

Otros medios 
Blog lameteoqueviene - Su crónica de carrera
Monrasin - Crónica fin de semana Gran Trail
Terreta Running - Vuelta al Aneto 2017 - YouTube

Datos de carrera
Clasificación: 12:19:18 Posición  266/633. 70 retirados
Material utilizado: Pantalón corto, camiseta térmicacamiseta Amics del Clot, chubasquero Salomon Bonatti, guantes. Manguitos MiM durante algún tramo.
Bastones Fizan Compact 4. Mochila Raidlight Olmo 5l. GPS Suunto Ambit
Zapatillas: Inov8 Ultra 290